lunes, febrero 12, 2007

NO-BIBLIOTECA (1)

Esta sección nace al hilo de la Biblioteca que el Pianista lleva publicando desde hace algunos meses. En ella nos recomienda regularmente estupendos títulos sobre la escritura de guión, lo que viene muy bien ante una visita a la Fnac o similares.

Ahora bien, yo, como muchos de vosotros, que os conozco, tiendo a ser bastante impulsivo en mis compras de libros, lo que me proporciona tantas alegrías como cabreos. Hablo, claro, de ese momento “no puedo creer que me haya gastado 20 euros en este mojón”. Que los libros de la Fnac baratos no son.

Como creo que una de las principales funciones de Internet debería ser precisamente ésa, que sólo uno de nosotros se gaste esos 20 euros, en ésta y sucesivas entradas de la no-biblioteca, les iré indicando qué libros NO deberían poblar sus estantes y por qué.

Encetaré esta jugosa lista con una de mis últimas adquisiciones, de ilusionante título: “Cómo se hace una película” escrito por Linda Seger y Edward J. Whetmore, y editado en España por Ma Non Troppo.



La premisa del libro es sugerente: Linda y el otro señor tratan de explicarnos el proceso de creación de un largometraje por medio de entrevistas a técnicos de primer orden en cada uno de los campos que participan en ella.

Que claro, aquí la palabra clave es “tratan”. Al contrario que Cecilia Vera en su interesante serie de libros “Cómo hacer cine” (que usa una estructura similar con películas españolas), aquí, digo, la obra resultante es un collage amorfo de insulsas entrevistas en las que el personaje entrevistado está mucho más preocupado en quedar bien o hacerse el gracioso que en ofrecer algún dato que pueda resultar de utilidad.

Pero no se fíen de mí: lean, lean. Les juro por Dios que lo de ahí abajo ha aparecido en la primera página que he abierto al azar.




Por cierto, que si quieren advertirme contra algún libro, no se corten: ahí tienen los comments.

2 Comments:

Anonymous Pianista said...

JAJAJAJA. ¡Muy útil! Linkado queda.

11:49 p. m.

 
Blogger PROYECTA FILMS said...

Tío, nos hemos cruzado varias veces en la Fnac. Eso será porque habrá que releerlos y pensárselo bien antes de comprarlo. Y están los 30 días de devolución. No obstante, es una buena iniciativa.

7:49 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Home