lunes, abril 03, 2006

A tope con Sánchez Arévalo I

FUENTE

CRÍTICA 'AZULOSCUROCASINEGRO'
El miedo del portero
RICARDO ALDARONDO/

****

Este portero no para penaltis, porque no es de fútbol, sino de vivienda. Lo que tiene enfrente es la vida entera, la vida que le espera o la que quisiera vivir. Pero está hecho un lío, acobardado o acogotado por las circunstancias familiares, amorosas y profesionales. Pero el guionista y director Daniel Sánchez Arévalo no se limita a contar las incertidumbres de ese joven, sino que a partir de él crea todo un universo de dilemas personales que afectan a jóvenes y mayores.

Y es que el director y guionista ha sabido evitar los peligros del principiante y tiene talento para ir más allá de lo evidente. Esos peligros se suelen centrar en la voluntad de ser 'autor' y demostrar que uno tiene un mundo personal e intransferible. Pero Sánchez Arévalo aplaca el ego con trabajo: cada imagen, cada personaje, cada situación están cuidados al máximo, mimados para extraer todas sus posibilidades. Si hablamos del argumento, AzulOscuroCasiNegro, puede parecer otra vulgar mezcla de amor, humor y frustraciones: el chico que no encuentra trabajo en lo que le gustaría, la chica que le quiere pero no termina de cuajar la pareja, el amigo que le cuenta sus problemas, un hermano que le atosiga... Pero cada uno de ellos, y otros muchos personajes, se desdoblan en un armonioso y bien pulido puzzle de sentimientos, que son muy realistas y cotidianos, aunque el conjunto de situaciones que los provocan pueda ser rocambolesco.

Ese es uno de los atractivos de AzulOscuroCasiNegro: utiliza un estilo algo artificioso y exquisitamente medido para contar unas situaciones muy cotidianas, muy de calle, y ese contraste no se carga la película, sino que la potencia. Y el director no engaña: un plano que parece caprichoso como el de Quim Gutierrez y Marta Etura colocados sobre la cama uno al revés del otro, tiene su explicación en el siguiente, cuando ella intenta que los espermatozoides viajen mejor.

Pero sobre todo sorprende la excelente dirección de actores. Todos están espléndidos, desde un descubrimiento como Quim Gutiérrez a un Antonio de la Torre que saca mil matices a quien podía haberse quedado en simple macarra. No se ve a un director novel de este nivel todos los días en el cine español, y hay que celebrarlo.

3 Comments:

Anonymous cochi said...

Ese Ricardo!
Cuatro Estrellas que me ha puesto.
Un tipo bien majo. Que lo contrate El País ya!

5:40 p. m.

 
Anonymous Tatiquieti said...

Una de las virtudes de Ricardo, aparte de sus filias cinematográficas, es que es uno de los mayores fanáticos y expertos en Joy Division-New Order que hay en el país (Con país me refiero a España, claro).

8:55 p. m.

 
Blogger Lucía said...

I agree...gran película...gran director...gran guión...grandes actores

1:07 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Home